UN RAPACÍN DE 1929


Ulpiano García Sampedro, con 85 años

HEMEROTECA

Por Luis Álvarez Pola.

Este año de 1929, Bárzana luce distinta. Tenemos traída de agua, han arreglado la plaza del mercado y tenemos hasta un recinto ferial. También los niños de Santa Marina y Llanuces ahora se ven más a menudo, porque les hicieron un camino de un pueblo a otro. Son las obras que hizo el Ayuntamiento. El alcalde, es un hombre de bigote, muy serio, que vive en Santa Marina.

Cuando deje la alcaldía le tocará la lotería, no es una broma, 30.000 pesetas, pero eso él, aún no lo sabe. Se llama Carlos Carpintero y tiene una tienda muy grande donde hay de todo.

Trabajan con él como tenientes de alcalde Ismael Muñiz, Antonio Suárez y Ángel García. Hay un montón de concejales, como Ginés Borbolla, que tiene un bar en Santa Marina. Nos gasta muchas bromas pesadas a los rapacinos. Un día llegó un paisano con una vaca para vender en el mercado de Pola de Lena, le dijo que se iba por la carretera a Ricabo y cuando llegó el hombre de vuelta de Ricabo, le dio una manta palos…Otro concejal es Luis Galguera, que escribe muy bien, como su hermano Serafín que es cronista de Quirós en la prensa. Con el mismo cargo están Benito Terrero, Fermín Rodríguez, Avelino Nava, Terencio González, Manuel Suarez, Germán Quintana, Borja Muñiz y Manuel Redondo a quien mi padre le compra el vino que trae de Castilla en pellejos a lomos de los burros. El secretario se llama Silvino Otero.

Hace poco nos dieron una buena noticia, un tal Zuvillaga dice que habrá carretera de Santa Marina a Ricabo. Los mayores dicen que es gobernador civil o algo así. Debe ser muy importante porque le hicieron un banquete y vino a tocar hasta la banda de música de Pravia. A ver si arreglan algo antes de que llegue diciembre y las nieves les hagan desistir. Lo que sí han mejorado son las escuelas de Bárzana, Arrojo y Santa Marina. Hacía falta porque estaban muy viejas y por el invierno hace mucho frío. Algo que también harán es el cuartel de la Guardia Civil, porque se quejan mucho.

Lo que más me gusta es ver a los mineros cuando salen de la mina, de lejos parece un reguero de hormigas saliendo de su hormiguero. Dicen que trabajan para un señor que tiene mucho dinero y que se llama José Fuentes. Por lo que escuché a los mayores, parece ser que tiene tanto, que hasta le regaló un montón al Casino que tenemos en Bárzana. El otro día, él mismo decía en el periódico que en Quirós estábamos muy retrasados porque no tenemos ferrocarril a Castilla.

Por la tarde fui al salón de `Benino´ que está en La Pedrera, a ver una obra de teatro y a la salida estuve escuchando a un paisano que se llama Amador Falcón hablando con unos señores. Les oí decir que en Quirós hay que hacer urgentemente algo con eso de la cultura y que hay que crear un Ateneo porque no tenemos cultura. No sé que es eso, pero debe de ser algo así como el “Casino de Quirós” de Bárzana o el “Casino Peña de Alba” de San Salvador, pero con otro nombre para que llame más la atención. También me encontré a Ulpiano al bajar de La Pedrera. Estaba a la puerta de la botica de José A. Castañón, esperando a ver si le daban algo para los años. Tiene un montón, ¡85! y viste como un pobre con un extraño sombrero al que llama montera picona.

Me dijo que para el año que viene, como ya tendré 12 años ya seré un paisano y me dará una de esas navajas que hace él mismo. Lo que Ulpiano no sabe, es que cuando venga la República le darán una pensión de 365 pesetas anuales, aunque poco las disfrutará, pues pasará a mejor vida un mes más tarde: el día de los inocentes. Pero a fecha de hoy, aún no sabemos nada de pensiones, ni de repúblicas porque es 1929. Eso será más adelante.

Mercáu de Bárzana

En Bárzana comienzan a poner ya los carteles anunciando las fiestas de San José. Tengo ganas de cohetes, de escuchar a la banda de Trubia tocar y hasta de ver cómo elevan un gran globo en el aire. Lo vi hace cuatro años a los del casino “Peña de Alba” de San Salvador en las fiestas de Alba. Creo que se llamaba… ¡globo Montgolfier! Si lo hicieran muy muy grande, igual podían llegar con él hasta la luna. Tengo muchas ganas de las fiestas de Alba, porque al día siguiente, aunque está muy lejos, subimos andando hasta la campera.

El otro día oí en el mercado que un señor que no anda nada mal de perras y que se llama José Miranda y García Sampedro, igual hace un camino desde “la Collada” en la carretera de Lena a Quirós, hasta la campera, para que venga mucha más gente desde la Pola. Luego hay misa arriba en la capilla, donde toca el gaitero y cantan unas cosas muy raras en latín, un idioma que solo entienden los curas y el cronista.

Por lo que sí estamos muy preocupados es por la iglesia de Arrojo. Está entornada por un lado y las paredes están todas agrietadas. Parece que se va a desplomar y dentro, está todo patas arriba. Vino un señor de Oviedo que parecía cura, un tal José Rodriguez Noval. Se quejó mucho en el periódico a unos de las Artes Bellas…digo, Bellas Artes. Si nos hacen caso, igual aguanta 100 años más… o no… La veré mañana, porque murió la reina Maria Cristina. No la entierran aquí creo, pero ya nos fastidiaron la mañana porque vamos todos a misa a Las Agüeras. Igual tenemos suerte y Marcelino Fernández Argüelles nos da algunos dulces. ¡Ver veremos!

Bueno, por hoy no os cuento más, que ya siento a mi madre llamarme para que vaya con la ferrada a por agua a la fuente “La Bárzana”. ¡Hasta luego!

**Fotografías extraídas de la hemeroteca del Diario Región (19 de marzo de 1929)

Anterior DIAS DE GUERRA (IV) - ASALTO A TROBANIELLO
Siguiente AL FINAL LA PAGARÁN LOS FUNCIONARIOS

Sin Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *