TRADICIÓN Y FOLCLORE AL SERVICIO DE LOS MÁS JÓVENES


Quirós, un concejo de apenas 1.200 habitantes, donde la mayor parte de su población está envejecida, cuenta con una cantera de jóvenes activos y defensores de sus tradiciones, digna de admirar

Por Susana Fernández

Lejos quedan aquellos años en los que no había un solo pueblo en el concejo donde no hubiera baile los domingos, o fiestas incluso de hasta tres o cuatro días de celebración. La mocedad quirosana bai­laba al son de los panderos y panderetas y para amenizar las verbenas populares se contra­taba a un gaitero, y si el pre­supuesto lo permitía también a un tamborilero. Nombres como: Manuel de Casares, Pepe, Arturo y Constante de Carrexa, Jacinto y Luterio de la Pachuca, José “Aleluya” de Vil. labondú, Lupecinio de Salceo, Argiminio de Bueida, Xuan de Ricao, Juanín Condado de Chanuces o Ginio y Nisio de Muriel.los, entre otros, fueron los primeros animadores de los bailes hasta que llegaron las primeras orquestas a principios de los 40.

“Los Cabaniellas” en Alba, en el año 1950

Fue entonces cuando las pequeñas orquestinas tomaron paso para amenizar los festejos y se formaron agrupaciones de sonado nombre como “Los Manjo­nes”, que fueron un precedente para otras como “Los Peñalba”, “La Unión”, “Los Cabaniellas”, “Las Nieves” y “La Flor”. El tambor se sustituyó por la batería y el baile agarrao tomó más peso que lo suelto, que poco a poco fue desapareciendo.

En todas las fiestas y romerías del concejo se cantaba la Misa de Gaita, una joya de la música tradicional que contaba con grandes voces como la de Manuel de Manín, Jesús y Emilio de Ricao, Constante de Carrexa o Vicente el de Tene. Si hablamos de música y tradición en Quirós, no podemos olvidarnos de Dia­mantina Rodríguez, considerada como una de las mejores intérpretes de la can­ción tradicional asturiana de toda la historia. Y, por supuesto, tampoco podemos dejar de lado la figura de Manolo Quirós, un auténtico genio y defensor de la música tradicional y del folclore y costumbres populares, un hombre que luchó toda su vida por dignificar este tipo de música.

Fundador, director y docente de la Banda de Gaitas “El Teixo”, una iniciativa y un sueño que terminó en el año 2001 con su muerte. Pero tras esta, la formación no perdió el impulso, y con el añadido “Manolo Quirós”, en honor al maestro quirosano, hizo su particular Ave Fénix de la mano de otras tantas personas que apostaron por la música como motor del concejo.

Banda de gaitas “El Teixo” con Manolo Quirós

La Banda de Gaitas “El Teixo-Manolo Quirós” implica a casi todos los jóvenes del concejo y actualmente la responsabilidad del grupo ha recaído en estos jóve­nes músicos que se involucran cada vez más con la música, la cultura, la tradición y con su pueblo.

Los alumnos y alumnas del Colegio Virgen de Alba fueron el germen de la for­mación. Una agrupación que comenzó a amenizar las fiestas, bailes y misas del concejo, un grupo de jóvenes que pronto se hizo un hueco y empezó a actuar en otros concejos y ciudades, incluso en otros países como Cuba o Francia. La for­mación, una asociación folclórica y cultural, cuenta además con una escuela de música tradicional donde imparten gaita, percusión, acordeón diatónica, lenguaje musical, baile y canto, de la mano de prestigiosos profesores como Gustavo Egu­ren y Berto Varillas, que son los encargados de la enseñanza.

Su actual presidente, el joven Luis Álvarez Pola, un polinstrumentista cuya pasión es la gaita, ha llevado a cabo la recuperación de la Misa de Gaita, reco­giéndola y trasladándola a partitura, además de interpretarla en la condición de cantor, acompañado a la gaita de Fabián Fernández.

Y por si fuera poco una, Quirós cuenta con dos bandas de gaitas, y si habla­mos de tradición y folclore, tenemos que hablar también de una formación de reciente creación como son “Los Cachapos”, un grupo de mozos y mozas del pueblo de Bermiego.

Escuela de música: Concierto fin de curso 2017

Tanto la escuela de música, como las bandas de gaitas, suponen dos de los pilares más importantes de la cultura quirosana, no solo como agrupación mu­sical difundiendo el folclore quirosán y asturiano en todos los lugares en los que actúan, sino también por su labor de recuperación y conservación de la tradición cultural del concejo, así como la enseñanza musical en los más pequeños, haciendo que la mayoría de los niños y niñas del concejo sepan leer una partitura y gran parte de ellos tocar un instrumento.

Anterior ROSA MANZANO, PINTORA QUIROSANA
Siguiente LOS VECINOS DE SANTA MARINA RECUPERAN SU PUEBLO

Sin Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *