LUISA DE CASTRO, NUEVA PRESIDENTA DE LA ASOCIACION DE MUJERES DEL VALLE DE QUIROS


Luisa, aunque no es quirosana de nacimiento lleva treinta años viviendo en el concejo donde ha formado su familia y actualmente trabaja. Su compromiso social y cultural es conocido por todos. La encontrarás donde se necesiten unas manos para trabajar en pos del concejo y si lo que se necesita es conciencia crítica y objetiva también puedes contar con ella. Son de esas personas activos imprescindibles y valor inmaterial de Quirós (si esto pudiera predicarse de la gente, que no estoy muy segura). El pasado mes de febrero se renovó la Junta Directiva. La mayoría repiten, pero se han incorporado dos nuevas mujeres, Rocío de Ricao y Claudia de Salceo. Tienen muchas ganas de hacer cosas que coloquen a la mujer rural en el sitio principal que debe ocupar. La sociedad rural es la que es gracias al trabajo incansable de nuestras madres y abuelas. Las jóvenes que hoy toman el relevo se ocupan de sus hogares sin descuidar las labores agrícolas y ganaderas, no en vano en la actualidad el número de ganaderías que tienen al frente a una mujer son mayoría. Decir que el campo es cosa de mujeres sería seguramente mucho decir, pero afirmar que las mujeres son el pilar sobre el que se sustenta esta sociedad es una gran verdad. Reconocer su trabajo y su entrega es uno de los objetivos de la Asociación de Mujeres del Valle de Quirós. Vamos a conocer cuáles son las propuestas de Luisa para esta nueva etapa que comienza la asociación.

 

PdQ.: Ya estabas en la Junta, ¿cómo te decides a presentar tu candidatura para presidenta de la Asociación?

Luisa de Castro: Estuve en la Asociación de Mujeres desde el principio. Fui una de las primeras que comenzó a trabajar en este proyecto. Luego hice un parón en 2007. En 2012 me llaman para participar nuevamente. Ahora decidí presentarme, contando con el ánimo de algunas personas con las que lo consulté. Lo comenté con mis compañeras, presenté la candidatura y me respaldaron.

 

PdQ.: ¿Cuál es tu compromiso con la asociación al tomar esta decisión?

Luisa de Castro: Seguir trabajando. Es un compromiso que ya tenía contraído y en el que creo con independencia del cargo que se ocupe. Se trata de trabajar como si fuéramos una sola, en equipo, siempre al servicio de las necesidades e intereses de las mujeres del concejo.

 

PdQ.: ¿Tenéis prefijadas unas líneas de actuación? ¿Habéis presentado un proyecto?

Luisa de Castro: De mano no. Queremos combinar aspectos formativos con actividades lúdicas. Estaremos pendientes de todo lo que se haga en el concejo y que vaya especialmente destinado a las mujeres. También organizaremos excursiones, actividades de ocio. Acabamos de hacer una visita a la fábrica de Danone en Salas y a un horno de carajitos del profesor. Junto al tiempo compartido, hemos aprendido cosas y de eso se trata. Queremos sumar en todo lo que hagamos. En definitiva, ser sujetos activos dinamizadores de la vida social y cultural del concejo.

 

PdQ.: ¿Cuál es el papel de la mujer en el mundo rural? Tú que procedes de la ciudad, aunque llevas mucho tiempo aquí ¿cómo ves la evolución que ha sufrido la mujer rural en estos años? ¿Lo rural ha evolucionado al mismo ritmo trepidante de lo urbano?

Luisa de Castro: El principal objetivo es el de la visibilidad de la mujer. En la mayoría de las casas hay un matriarcado que, sin embargo, no es visible fuera de ellas. Hay algo que quizás sea difícil de entender. Desde que yo, y otras como yo, nos instalamos aquí, la mujer ha avanzado de forma impresionante. Muchas han tomado las riendas de su vida. Por poner un ejemplo, que para la gente de la ciudad puede parecer impensable, hace treinta años eran muy pocas las mujeres que tenían carnet de conducir y coche y ahora lo tienen prácticamente todas. Eso ha supuesto un grandísimo avance que ha abierto las puertas a más independencia. Yo creo que ha habido un importante intercambio entre las mujeres que se instalaron aquí y las que son originarias del concejo que tenían una sabiduría innata más allá de títulos académicos, la sabiduría que da la vida. Al principio ellas no nos entendían a nosotras y viceversa, pero poco a poco fueron abriéndose cauces de comunicación. Yo aprendí muchísimo de todas las quirosanas. La tristeza que me da es que mucha de la herencia de todas estas mujeres se va a perder, por eso hay que trabajar para mantener vivo su espíritu. El espíritu de mujeres como Sofía y Ángeles de Villar de Cienfuegos, Pilar de Cienfuegos, Pilar de Carrexa, Estrella de Salceo, Maruja de Bermiego, Estrella de Ricao, Vicenta de Tene, Cheli de Bárzana y tantos otros nombres que nos ocuparían páginas y páginas. No se imaginan ellas lo mucho que aprendí con ellas y como yo otras muchas.

 

PdQ.: En tiempos de crisis se pide un compromiso extra a la sociedad civil ¿Cuál es el papel del asociacionismo en la sociedad actual?

Luisa de Castro: Yo siempre digo lo mismo, las asociaciones somos las herramientas para que muchas cosas funciones. Somos el motor de la vida cultural del concejo. No sólo me refiero a las que llevan el nombre de “cultural” propiamente dichas, también a aquellas que se encargan de mantener vivas las tradiciones y las fiestas en los pueblos. Cuando hay alguna propuesta, dígase Amagüestu, Mercao Quirosán, Cabalgata de Reyes y se nos necesita, allí estamos, pero todas, no sólo nosotras. Los Ayuntamientos con escaso presupuesto y poca mano de obra tiran de nosotros y les sacamos las castañas del fuego. La sociedad civil es fundamental siempre, pero en aspectos como cultura aún más y en época de crisis qué te voy a decir.

 

PdQ.: ¿Por qué hay que asociarse? ¿Qué les dirías a las mujeres quirosanas para que lo hicieran?

Luisa de Castro: Porque la unión hace la fuerza, se consiguen muchas más cosas, se tiene mayor y mejor acceso a la información, fluyen más ideas, te frustras menos porque siempre hay alguien que bien es más positivo, bien intenta sacar una lectura aprovechable. Se lucha mejor por los derechos y trabajando juntas también nos reímos, nos divertimos…

 

PdQ.: En el concejo de Quirós hay muchas asociaciones, ¿hay sitio para todas? ¿Hay problemas de competencia? ¿Quedan campos a los que no se llega?

Luisa de Castro: En una sociedad como la nuestra, sobre todo, en la zona rural las Asociaciones de Mujeres tienen mucha tela que cortar, fundamentalmente hacer cosas solo para nosotras. Solteras, viudas, separadas y casadas. Las mujeres se enriquecen unas con otras. Se hablan temas entre nosotras con más libertad. Independientemente de que otras asociaciones hagan cosas parecidas. No creas al principio costó que la gente, las propias mujeres incluso, entendieran que era actividades solo para mujeres.

 

PdQ.: ¿En que difiera el compromiso de la Asociación de Mujeres con el concejo del de resto de asociaciones?

Luisa de Castro: Encontrar el sitio de la mujer, reivindicar su papel en todos los aspectos de la vida, favorecer la creación de espacios de encuentro y para ello trabajar todas juntas.

 

Dejamos a Luisa con sus ocupaciones. Deseándole mucha suerte en esta nueva etapa. Visibilizar a la mujer es un tema necesario y urgente. Aunque nos parezca imposible que siga ocurriendo, la mujer (más de la mitad de la Humanidad) sigue siendo la gran discriminada. Poner en valor su trabajo en el campo y facilitarle acceso a la información y a la formación son nuestras tareas y obligaciones y en ello trabajan Luisa y sus compañeras. Esperemos que no cesen en su empeño para ello cuentan con nuestro sincero apoyo.

Anterior EL “RUIDO ROSA” DE DAVID FUEYO
Siguiente LA MUJER Y QUIROS, TEMA PARA LA NUEVA EDICION DE RELATOS CORTOS

Sin Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *