EL “RUIDO ROSA” DE DAVID FUEYO


En abril en la Librería Santa Teresa y en mayo en LibrOviedo, el poeta ovetense de raíces quirosanas David Fueyo (Oviedo, 1979) ha estado inmerso en la presentación de su último poemario que bajo el título de Ruido rosa recoge parte de su trabajo literario de los últimos años. Esta obra muestra un poeta más maduro y un hombre que se ha estrenado en la paternidad con su hija Gala y que ha repetido hace muy poco tiempo con el nacimiento de Alex, su benjamín. Y todo desde que presentara su colección de poemas, El espíritu de la Escalera, publicado por Falcón en 2014.

En Ruido rosa (BajAmar editores, 2017), David Fueyo se muestra a pesar de su juventud como un poeta de la experiencia. El poeta va planteándose las grandes cuestiones vitales a medida que su vida va avanzando y creciendo en experiencia y vivencias.

Dividido en cuatro partes (Ilógica, Ítaca, Platónica y Salmódica, esta última la más comprometida) y con una delicada prosa poética, en Ruido Rosa David Fueyo expresa la desposesión de uno mismo y el descubrimiento de su historia personal; critica prototipos por todos conocidos como en Hombres de los brazos muertos; vive el dolor de la traición del amigo que deja de serlo en Némesis; expresa la transformación que sufre un hombre con la paternidad en Hija dedicado a su hija Gala; manifiesta su preocupación por sus alumnos y por el mundo que les toca en Lección, y se compromete con la sociedad en la que vive así en ¿Para quién son estos poemas? confiesa que escribe:

“para los que están afónicos de gritar a voces,

 para los que piensan que no hay mañana,

 y si lo hubiera sería peor que hoy.”

El autor avanza por el camino de la poesía desde el surrealismo del Espíritu de la Escalera hacia el simbolismo y el imaginismo y crea en palabras de Pelayo Fueyo, poeta ovetense que ha escrito el prólogo, “un libro profundamente humano y bello, cuya lectura resulta un placer impagable”.

¿Pero por qué este título de Ruido rosa? ¿Cómo puede un ruido que es un sonido ser de color rosa? El ruido rosa es un ruido cuyo nivel sonoro se caracteriza por una densidad espectral inversamente proporcional a la frecuencia que se utiliza para hacer mediciones acústicas. Es lo que los mortales diríamos un ruido estridente que nos hace taparnos los oídos porque es desagradable e insoportable. Es ese sonido tan molesto que se oye si se está en una prueba de sonido antes de un concierto. David, que también está íntimamente relacionado con el mundo de la música, confiesa que ha guardado estas dos palabras durante trece años esperando para ser usadas como título y preguntándose cómo un estallido tan estridente se puede llamar rosa. Y usando este título como semilla ha ido gestando este poemario a la luz de lo que ocurre en nuestras vidas. Es el propio autor el que establece al final del libro un paralelismo entre este ruido rosa y los sonidos cotidianos que escuchamos en nuestra cotidianeidad para concluir que es esta última la que ha inspirado estos poemas.

David Fueyo es un poeta en crecimiento, igual que el hombre que es, que va encontrando su propia voz sin abandonar del todo al Lorca que conoció de niño y con el que aprendió a leer junto a su abuela en la pequeña aldea quirosana de Ronderos.

Actualmente trabaja como maestro y está muy comprometido con la tarea de animación a la lectura. Ha escrito diversos artículos sobre el tema en revistas y blogs educativos, así como dos libros técnicos relacionados con la lectura en la etapa escolar titulados Didáctica de la animación a la lectura en la etapa escolar y Programar para el aula en la etapa de educación primaria. Forma parte de la Asociación de Escritores de Asturias. Este verano presentará su obra en el Museo Etnográfico de Quirós.

Anterior HUMOR - 186
Siguiente LUISA DE CASTRO, NUEVA PRESIDENTA DE LA ASOCIACION DE MUJERES DEL VALLE DE QUIROS

Sin Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *